Praia do Forte el pueblo de pescadores

Praia do Forte tiene su propia historia: casas de pescadores, una plaza, y una iglesia forman el pueblo de pescadores, que está en la misma ubicación que ocupaba Fazenda Praia do Forte hace 30 años: un lugar sencillo y mágico. Las casas de la aldea, habitada por unas 1.800 personas, aún conservan la atmósfera del pasado y la convierten en un lugar especial para quienes viven en ella, la visitan, o pasean por sus calles. El área fue donada al municipio con la condición de que sus habitantes no vendiesen sus casas, solamente fueron autorizados a dejárselas a sus hijos. Esta fue la estrategia perfecta para mantener el ambiente original de Praia do Forte.

Paseo por Praia do Forte

Paseo por Praia do Forte

El municipio ha pavimentado sus calles principales y ha desarrollado una pequeña zona comercial con tiendas de artesanía local, boutiques, bares, restaurantes y casas de huéspedes llamadas pousadas, pero todavía mantiene el encanto y la simplicidad del pasado. Aunque el número de visitantes aumenta cada año, el pueblo mantiene un ambiente rústico que impregna este lugar acogedor, perfecto para un paseo agradable. Praia do Forte es uno de esos pequeños nichos de Brasil, donde los habitantes locales todavía ponen sus sillas en la acera para charlar bajo la luna. Allí, se puede experimentar algo de la vida de los pescadores, artesanos y habitantes locales, que se aferran a sus tradiciones, ritos religiosos y fiestas populares. Ocasiones especiales son el 2 de febrero, que se dedica a Iemanjá, la diosa del mar, y el 4 de octubre, Día de San Francisco de Asís, el santo patrón de la ciudad de Praia do Forte.


Leave a Reply